Viajo sin viajar viajando – Crónicas de una mente nómada

Ayer estuve en Penang, como por cuarta o quinta vez. A la noche fui a Asturias, ¡Qué lindo! No conocía. Hoy desayuné en Myanmar, donde es más difícil encontrar internet que viajar haciendo dedo. Y acabo de volver de Colombia, donde hay unas playas con arena blanca y unas cabañitas aptas para todo bolsillo muy acogedoras.

Giro la mirada un poquito a la derecha y me doy cuenta que no, que estoy acá. No salí de mi trabajo. Mi cuerpo está acá sentado, mis oídos escuchan el teléfono si es que suena, pero mi imaginación está por acá y por allá, leyendo sobre cualquier lugar del mundo, casi que transportándome y haciéndome sentir cada saborcito de los platos que veo en fotos. Y cuando me doy cuenta de que en verdad jamás salí, ¡Qué tristeza! Por eso es que digo que estoy lejos de ser nómada (por ahora), pero tengo mente de viajera.

A veces miro por la ventana que tengo a mis espaldas las 9hs que estoy en el trabajo, y desde el balcón de enfrente me mira un pajarito amarillo y gris, desde adentro de una jaula muy bonita que está arriba de una mesa no menos decorativa. El pajarito está ahí todos los días durante todo el día, al menos desde que empecé a trabajar acá, y me da tristeza verlo enjaulado ahí todo el tiempo…Pero más tristeza me da cuando doy vuelta la mirada y me veo a mí, en una situación incluso peor: tal y como dice el texto de Nomeacuerdoelapellido, igual que los pájaros tenemos alas pero no salimos de adentro de la jaula. Pero lo peor es que lo hacemos teniendo la puerta abierta, lo que hace a la situación bastante más trágica.

¿Quién cierra los candados?

Así es que mientras estoy en mi jaulita voy leyendo sobre otros pajaritos que ya se animaron a volar, y me voy preparando para cuando yo pueda quiera hacer lo propio. Me paso horas leyendo que Aniko estuvo acá, que Laura y Juan anduvieron por allá, que los Marcopólicos Dani y Jota están a pleno viaje, o que Andi está en el sorteo “el mejor trabajo del mundo”, mientras sube fotos desde la India. Leerlos para mí es como una vacuna: una pequeñita dosis de la “enfermedad” para preparar al sistema inmunitario y que no te agarre del todo. Y esa metáfora, aunque aplicada a otra cosa, justamente la leí en este texto de Juan sobre la libertad.

viaje1_1

Igualmente, mundos nuevos hay por todas partes: es cuestión de saber mirar.

Y como ya me tengo que ir corriendo a la facultad para presentar una entrega bastante menos completa de lo que me gustaría, simplemente les recomiendo todos esos blogs que me apaciguan/alimentan (según el día) las ganas de salir volando, y me preparan un poco más para cuando lo haga. Porque sí, estoy completamente decidida: en cuanto me reciba empiezo a planear mi escape de la jaula-sistema. El mundo tiene demasiado para ofrecer y mi mente es demasiado curiosa, mis pies no pueden estar un segundo más sin dar más pasos por nuevos lugares, mis oídos ansían escuchar nuevas músicas y nuevas lenguas. No quiero leer más lo que otros conocen: quiero escribir desde un lugar nuevo del mundo todos los días.

Acá va la lista:

http://viajandoporahi.com/
http://www.acrobatadelcamino.blogspot.com.ar/
http://losviajesdenena.com/
http://marcandoelpolo.com/
http://www.misviajesporahi.es
http://www.caminomundos.com/
http://www.chetoba.com
http://facundoenelmundo.blogspot.com.ar/
http://cronicasargonauta.com/
http://dontstoptravelling.wordpress.com/
http://losviajesdedanilasky.wordpress.com/
http://www.biciclown.com/
http://www.quierovermundoblog.com/
http://www.historiasdenuestroplaneta.com/
http://heyheyworld.com/

Y seguro me olvido alguno más, pero uno te lleva al otro, los invito a seguir conociendo!

http://www.viajablog.com/ ayudas para ir armando el viaje 🙂

Anuncios

3 comentarios en “Viajo sin viajar viajando – Crónicas de una mente nómada

  1. amnerismazzeo dijo:

    🙂 te entiendo…yo también me sentí como enjaulada detrás de la compu de mi trabajo durante mucho tiempo, literalmente había días en que NO me podía ni mantenerme sentada, y cada 5 minutos tenía que pararme e ir a dar alguna vuelta, aunque más no fuera hasta el baño…Pero supongo que todo llega en el momento que tiene que llegar, y yo soy de las que cree que cuanto más lo sueñes más cerca estás de lograrlo; cuanto más lo escribas, cuanto más lo digas en voz alta, todo eso que soñás, tarde o temprano se va a cumplir…porque de tanto repetirlo es como si estuviéramos diciéndole al universo cuanto en verdad lo queremos!, y ni bien estemos listos el universo nos va a dar la señal (sutil señal)…y es ahí cuando, si estamos preparados en mente y alma damos el paso…tal vez un pequeño paso solamente, pero cuando volvamos a mirar hacia atrás, veremos que ese pequeño paso fue el primero de un GRAN salto!…y lo más complicado, creo aun es que después de caer de ese gran salto, habremos cambiado mucho, pero seguramente tendremos que seguir dando pequeños pasos hacia adelante, y constantemente seguir desafiándonos…yo me siento en esa etapa ahora…di un pequeño-gran salto…y ahora caí…hay que ver para donde y cómo seguir saltando 🙂 !!! Hermoso post, espero leer el día en que termines tu carrera y empieces a viajar como soñás!! 🙂

    • Giuliana Snt dijo:

      Gracias, gracias, gracias! Creo que sí, que es cuestión de dirigir el pensamiento y las acciones hacia el lugar del universo donde queremos estar. Ya va a llegar la señal…
      Espero que tus pasos sean puro crecimiento, “te deseo que llegues adonde quieres ir y que seas feliz allí”, como dice Kerouac/Sal Paradise.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s