Campana a la hora de la siesta

Fuimos una tarde a Campana (Buenos Aires). Sólo una tarde, y nos llevamos las retinas bastante cargadas. Cosas lindas por acá y por allá, lugares pintorescos (un tanto abandonados, pero pintorescos al fin para los ojos del visitante), un montón de mates mirando el río y claramente unas cuantas fotos. Lo que no pudimos conseguir fue comida, porque en Campana el sábado llega la tarde y todos duermen, se ve.

Retratos de Campana a la hora de la siesta entonces, así nomás.

ImagenImagen

Ventana de la siesta

La ventana con la escencia: pueblo + tarde. Casi que huelo tortas fritas.

Imagen

Y la estación, con tren y todo. Que nostálgicas son las estaciones de pueblo…

AbuelitoSimetríaA oscuras

Imagen

Casi fotografía de denuncia

Atravesamos la estación, caminamos por la parte de atrás buscando la salida al río, y encontramos esto:ImagenDurmientes

Después llegamos al río por la parte menos “turística” por la que podríamos haber llegado. Casi siempre que uno entra por “la puerta de atrás” del lugar resulta ser la visión más interesante, auténtica y enriquecedora, ¿No? Es el lugar sin maquillaje, sin arreglarse, en su escencia verdadera.

Los chicos del muellePlátanoEl pescador habla con la playa

Y fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s